EL LABERINTO GRÁFICO DE QENQO

Qenqo Larv es el alias de Manuel Beltrán, un ilustrador con un estilo propio y muy ligado a la escena de la música independiente de la ciudad.

Caos, trazos irregulares, personajes deformes, texturas sucias y harto rock n roll componen el universo visual de Qenqo (laberinto en qechua), un ilustrador caracterizado por romper totalmente con la estética del dibujo tradicional. Su gráfica posee un sello que la hace reconocible y que se ha convertido, sin temor a exagerar, en la cara de toda una movida musical en Lima. Kriolla conversó con él sobre esa relación y sus procesos a la hora de crear.

Eres un artista ligado a la escena de música independiente ¿Cómo nace ese vínculo?

Yo trabajaba en una agencia de publicidad y participé en un concurso de creativos, ahí coincidí con Fernando Casanova, guitarrista de Millones de Colores; empezamos a conversar y le comenté que era ilustrador y que siempre había querido hacer una portada de disco. Pasó un tiempo y de la nada un día me llamó para juntarnos con toda su banda y quedamos que me iba a encargar de hacer la portada de su primer EP. Luego de eso, los de Procrastinacion 1 Yo 0 vieron la chamba, me llamaron y así todo empezó a darse de manera muy orgánica; fui conociendo más bandas y me pedían que trabaje con ellos. De hecho siempre lo quise pero no pensé que mi trabajo se iba a ver tan ligado a la escena musical.

qenqo luis guzman

hijos qenqo

 

¿Cuánta libertad te dan las bandas a la hora de proponer las que serán sus portadas? 

En el caso de las bandas me dan bastante libertad. De hecho, al inicio no cobraba pero sí tenía una condición para colaborar y esa era: «Déjame hacer lo que quiera» y esa postura se convirtió en una política de trabajo. En algunas ocasiones cedo pero siempre consulto y les muestro bocetos y avances. No soy tan cerrado jaja.

¿Qué otras influencias hay en tu chamba además de la música?

Te podría decir muchos nombres de otros artistas pero en esta etapa creo que mi mayor influencia está en ciertos procesos de gente que he ido conociendo. Por ejemplo de mi pata Mula (Anti Rudo Records) he aprendido como llevar el orden de las cosas. De Gabriel Alayza he aprendido a teorizar mi trabajo. Cuando hice el Taller del Mal Dibujo, él me ayudó mucho a desarrollar la propuesta, a involucrar a las personas y a desarrollar la capacidad de brindarles la facilidad para que aprendan haciendo. Me dio pautas de cómo es un docente de verdad.

En cuanto a gráfica, me gusta mucho Goster que acaba de hacer la tapa del último disco de El Hombre Misterioso que es una belleza. De hecho, la portada que hizo para el Rompecaminos de Inyectores, el de la tapa plateada con el carro, es una de mis favoritas de toda la vida; me encantaba y me afanaba mucho de chibolo.

qenqo larv

Qenqo Larv – Lima 2016

¿Cómo es el proceso de hacer una portada de disco o el flyer para un concierto?

Siempre es el mismo proceso y tiene bastante de sentido común. Escucho un montón el disco, me concentro en las letras y a partir de ahí busco que imágenes o estilo de ilustración va o juego a partir de lo que me viene a la cabeza. Además también hay un proceso de investigación sobre la banda; es decir que estética es compatible, si puede ser a mano o solo vector.

Con Gala Brie sí fue distinto ya que para la portada de su disco trabajé mano a mano con ella. Primero hicimos un taller y fue un proceso totalmente diferente a lo que he hecho con otras bandas. Al final mi chamba fue más de dirección de arte.

¿Qué implica hacer algo tan importante para una banda como la portada de su disco?

Creo que quienes hacemos tapas de discos tenemos la responsabilidad de, primero, lograr un producto atractivo y segundo de ser la cara de todo un contenido musical. No es que haga una ilustración loca o me «inspire» y mande cualquier cosa . La intención es la de reflejar las sensaciones que transmite escuchar a la banda.

wanderlust qenqo

qenqo mundaka

qenqo larv 2¿Has trabajado con algún grupo que toque un estilo diferente? ¿Cómo fue el resultado?

Mmmm creo que las bandas con las que he trabajado no son necesariamente iguales. Pero alguna vez hice una tapa para un duo de trova, que no es el tipo de música que escucho normalmente. Todo estuvo chevere y buena onda, ellos quedaron contentos pero, la verdad a mí no me gustó mucho el resultado; de hecho la banda era buena pero creo que no volvería a chapar algo con lo que no me siento plenamente identificado.

¿Crees que de cierto modo tu gráfica refleja algo del caos que existe en la ciudad? ¿Qué papel tiene Lima en tu chamba?

Sí claro. Antes de trabajar solo, tenía un colectivo: Larvoratorio y trabajaba con Estuardo Salazar (Gundo) que vivía en San Martín de Porres y yo en ese entonces vivía en San Juan de Lurigancho y todo ese trayecto que ambos hacíamos para juntarnos marcó un poco esa etapa. Siempre hacíamos esa ruta y una época se nos dio por tomar fotos de texturas de paredes del centro que era el punto medio y las utilizábamos en nuestras ilustraciones. Definitivamente sí ha habido una influencia de la ciudad y eso también se puede apreciar en el estilo de tipografía que uso, muy influenciada en las letras de los pandilleros que he ido viendo en la calle.

lima arte

¿Cómo definirías tu trabajo en unas líneas?

Trato de que mi chamba sea consecuente en el sentido de profesionalizar el trabajo de ilustrador. No solo soy alguien que hace «dibujitos» y los cuelga en internet. Hoy recibir 500 likes en Facebook ya te convierte en ilustrador y no es así. Es un camino jodido; busco chambas, trato de dictar talleres con un sustento teórico detrás, vincularme a la escena musical y aportar algo. En este momento describiría mi chamba a partir de ese lado.

qenqo limaqenqo larv


Perteneces al colectivo Larvoratorio y has trabajado en grupo por mucho tiempo ¿Cómo se diferencia de trabajar solo?

En cuanto a los procesos de chamba, estos no han cambiado mucho en realidad porque en Larvoratorio siempre hubo mucha libertad y de hecho es un colectivo que duró bastante, cerca de 8 años juntos. No siento que haya mucha diferencia ya que el estilo de Gundo y el mío son bastante parecidos. Lo que sí, desde que trabajo solo he comenzado a explorar más con los materiales. Dejé de hacer solo tinta y ahora uso lapiceros, crayones. Las temáticas obviamente también han variado; ahora son más personales y trato siempre de involucrar un proceso de investigación.

Ahora no solo colaboras con otras bandas sino que tocas en Kill Amigo. ¿Cómo es pasar de ser un soporte visual para muchos grupos a tener tu propia banda?

Todo el proceso ha sido bien divertido, por eso también he decidido disfrutarlo y tratar de no ser el que ilustre todas las cosas del grupo. Para serte sincero, luego de hacer algunas cosas para Kill Amigo considero que es difícil proponer algo para tu propia banda y además también creo que es una buena forma de colaborar con otros ilustradores.

¿Qué se viene para Qenqo este año?

Sacar otra vez Peligro la marca de ropa, parece que viene un split con Kill amigo y dictar más talleres.

 

Comments

comments

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *