EL SUPAY HABITA EN UNO

Roberto Peremese y Claudia Aragón, artista y diseñadora de indumentaria respectivamente, reflexionan en torno al demonio andino en su muestra en conjunto

Ambos son pareja y trabajaron juntos la exposición SUPAY inaugurada recientemente en el Centro Colich de Barranco. Peremese es un artista conocido sobre todo por su trabajo en la calle (graffiti, muralismo y arte urbano) mientras que Claudia es diseñadora de indumentaria y docente.

P: «Me dedico a la creación visual en el campo de varias disciplinas. Puede ser instalación, pintura, escultura, pintura mural. Disfruto tanto de pintar en la calle como frente a un caballete, en colectivo o solo. No tengo parámetros».

C: «Soy artista diseñadora de indumentaria, mi soporte es la ropa y trabajo básicamente con mi identidad. Soy una cuzqueña orgullosa que abrazo y amo mis raíces e intento transmitir eso en lo que para mí es la segunda piel. Creo que se puede generar un cambio, reclamo o visibilización de un tema a través de la ropa. También soy profe de jóvenes de Beca 18 y trato de que mis alumnos vean la indumentaria de otra manera, con el significado que ha tenido para los pueblos originarios del mundo y de aquí; algo no solo estético sino de contenido, fondo e información. Me gusta trabajar con otros artistas y en este caso con Roberto«.

supay

SUPAY: EL LADO OSCURO

Al escuchar la palabra Supay la mayoría de personas la asociamos a la imagen del diablo como la representación del mal. Peremese y Claudia han querido plantear su visión personal sobre el concepto del demonio andino, uno que al igual que mucho de nuestra cultura originaria ha sufrido el sincretismo que trajo la colonia, cargándola de elementos que no necesariamente pertenecen a la concepción original. Lo paradójico está en que para esto, para hablar del lado oscuro, partieron de una de las fiestas más tradicionales y coloridas del país: Qoylluritiy.

P: “La idea nace a partir de Qoylluritiy, del viaje que hacemos juntos a la peregrinación desde hace 5 años, pero ha sido alimentado desde una visión personal que compartimos con Claudia. Nunca nació tipo -oye hay que hacer una exposición sobre esto- sino es algo que está presente”.

C: “Yo voy a la peregrinación desde que tengo 8 y bailo en una comparsa desde hace 3 años. La última vez hicimos Tayancani, que es una subida diferente y fue una experiencia muy fuerte. No nevaba hace 10 años y justo esa vez tuvimos nieve hasta las rodillas; caminamos más de 10 horas por la cresta de un cerro, sin luna y no teníamos linternas. Fue tan fuerte que murieron 4 personas por hipotermia. A partir de esa experiencia y en contraposición a Qoylluriti nace Supay, lo opuesto a esa fiesta en particular que tiene mucha fuerza tanto visual en el color como energética en la celebración mezclada con el sacrificio por algo bueno. Entonces Supay está ligado a las emociones opuestas, las denominadas negativas”.

supay

supay

Supay

De este modo mediante una propuesta donde entrelazan diferentes disciplinas y soportes como diseño de indumentaria, ilustración, instalación y performance; nos acercan a otra definición del Supay; una que nace de explorar en la dualidad que conforma todo ser, en el bien y el mal como caras de una misma moneda, de un todo que al conocerlo y dominarlo desde ambos lados te permite trascender.

P: «Muchos creen que Supay es el diablo pero ese concepto viene de una imposición colonial, cristiana; para la visión andina era algo dual, tanto bueno como malo. La carga que le dieron es negativa pero nosotros lo vemos desde otro enfoque, uno mucho más personal. Enfrentarte a ti mismo; descubrir y aceptar esas emociones y esa parte opuesta a lo que se define como bueno. El Supay no está afuera caminando por ahí sino está dentro de nosotros; no es un ente sino es parte de nuestro propio ser. Partimos de ahí, de reconocer nuestros malestares y saber que conforman una unidad». 

C: «Sí. Y quienes reconocen y entienden ambos lados es gente que está por encima. En la performance hubo dos personajes basados en una ilustración que también forma parte de la muestra. Se trataba de un joven y un anciano, ambos sin sexo; tienen cabello largo, uno tiene senos, son ambiguos. Ellos representaron una ceremonia de traslación de conocimientos. Tiene que ver con explorar los lados que componen una unidad para alcanzar la trascendencia. Ya sea bueno-malo, masculino-femenino. La sabiduría viene de reconocer y explorar ambos lados de todo tu ser».

supay

Foto: Radically Inept

El proyecto como tal empezó a gestarse desde hace un año aproximadamente y si bien nace de Qoylluritiy primero se generó Supay como contraposición; sin embargo está contemplado realizar otra muestra que gire en relación al otro lado, a un universo apacible.

P: “La idea es explorar los dos lados desde una propuesta visual en la que utilicemos lo que ambos hacemos. Esta es una primera parte, pero si bien simbólicamente hablamos de una dicotomía, me gustaría hacer hasta una tercera que sería como romper. Hemos hablado con muchas personas y nos han dicho muchos puntos de vista. Así como representa al demonio cristiano para algunos, para otros Supay representa algo pagano ligado al dios Baco, a los placeres, a las fiestas; a botar todo y destruirse para volver a renacer. Eso también se podría utilizar para generar algo».

C: «No hay bibliografía que te certifique que es el supay. Existen mitos tradición oral ni siquiera tiene rostro, no es el típico demonio de la escuela cuzqueña por ejemplo. Eso te permite explorar varias perspectivas».

supay

suapay

supay

supay
Por último, el proyecto tiene otros componentes que lo hacen aún más interesante. Además de haber sacado una edición limitada de casacas inspiradas en la muestra, está la idea de llevar el proyecto a la calle e intervenir un muro generando que el textil y el arte urbano se encuentren.

C: «Estamos viendo la posibilidad de gestionar un muro. Queremos trabajar con el mismo equipo que hizo posible que la muestra se llevara a cabo, la mayoría son mis alumnas 

P:»Si a veces creo que el muro plano ya fue y esto es buena oportunidad para usar otras texturas al aire libre. También sería la voz introducir a las alumnas de Claudia a la calle y ver las reacciones; el proyecto es muy interesante en la mente esperamos realizarlo pronto».

C: «El proyecto significa dejar algo contemporáneo utilizando lo tradicional; llegar al origen desde nuestra visión contemporánea. Tenemos la necesidad de generar algo nuevo con los nuevos materiales y herramientas que tenemos ahora. Ellos utilizaron la tecnología de su tiempo y crearon cosas magníficas, pero ¿Qué dejamos nosotros como peruanos de los 2000?».

La muestra va hasta el 27 de Mayo en el Centro Colich (Jirón Colina 110-Barranco) y este 20 hay una visita guiada imperdible; una oportunidad para conversar un poco más sobre el tema con los autores.

PD: Claudia quiso agradecer a cada uno de los que hicieron posible la muestra!!!

“Nada de esto habría sido posible sin la ayuda incondicional de nuestras familias, Yannet Rocio Aragon, Juan Salazar, Carmen Salazar, y Diego Mendoza. El AYNI, Maria Emilia Miró Quesada, Carlos Bardales y al TeamPeremeseAragon (PilarAmasifuen, KarinaRamos, Janet Valdez, Maria Alvarado, RosmeliPaucar Elia Cisneros, Carmen Gomez). Jorge Chavez y Jhony Luis por darle vida a los personajes y a Jim por el soporte, al Centro Colich por sacar adelante proyectos como S U P A Y, a Dr Martens por los artículos y los esperamos para la visita guiada del 20 de Mayo”

Comments

comments

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *