VECTORIZANDO EL ÁREA

El ilustrador Orlando Aquije conversó con nosotros sobre su trabajo, su evolución como artista y sobre Atix, su marca de diseño textil independiente.

Ilustrador, diseñador, tipógrafo y también hace branding para subsistir; Orlando es todo lo anterior pero sobre todo, es un artesano del vector que a punta de pluma bezier, moldea a su antojo y con la minuciosidad de un relojero obsesivo; las líneas, figuras y luces al otro lado computador.

Personajes icónicos de nuestra cultura, cuidado por los detalles, pasión por las letras y mucho diseño independiente son algunos de los conceptos asociados a este artista que conversó con nosotros hace unos días.

atix orlando aquije

¿Cómo se inicia tu relación con el arte?

Bueno yo aprendí con la práctica; soy un autodidacta pero mi relación e interés se da por mi viejo definitivamente. Él trabajó primero como dibujante y luego como caricaturista en los desaparecidos Última Hora y La Prensa, hasta el 78 cuando se va a vivir a Chile.

¿De qué forma influyó en tu trabajo el hecho de que tu viejo fuera ilustrador?

Eso es bien loco porque él dejó de trabajar como caricaturista y dibujante antes que yo naciera y a pesar que lo recuerdo sentado dibujando otras cosas y que mi casa estaba llena de todos los instrumentos que se utilizaban en su época: Estilógrafos, catálogos de Letraset con letras transferibles de cuando se hacían los artes finales en composición en frío; él nunca tuvo la costumbre de guardar sus dibujos, así que no conozco sus trabajos publicados. El único que encontré después de años fue una caricatura de Teófilo Cubillas que estaba metida entre las hojas de un libro que me regaló. Pero a pesar de no haber visto su chamba publicada, constantemente compartía conmigo sus herramientas, sus libros y sus historias. Así fue que empecé a dibujar y conocer la caligrafía, en una época en que no había Internet ni acceso a información como ahora. Saber, quién era Herb Lubalin, Tom Carnase o Tony DiSpigna y poder chapar los catálogos de Mecanorma de niño fue importante para mi formación.

Entonces dibujabas a mano desde niño pero eres conocido como Ilustrador Digital. ¿Cómo se da esa transición al mundo de los vectores?

En Santiago mi viejo puso una imprenta y yo empecé a trabajar ahí con él a la edad de 15 años; diseñando facturas, flyers, catálogos, revistas, lo que cayera en realidad. Así que la primera vez que tuve una compu fue el 96 cuando no muchos tenía una, al menos por donde vivía. Es ahí que tuve un primer acercamiento con la ilustración digital. Para mí fue toda una revelación conocer el Corel 3.

Yo dibujaba a mano desde mucho antes; lo hacía con grafito, lápiz, dibujaba letras, retratos de las mascotas de mis patas. Luego empecé a jugar con el Corel que me fascinaba. Al principio, trataba de replicar con la compu lo que dibujaba a mano y luego mi propuesta fue cambiando.

chacalon atix

orlando aquije

¿Qué papel cumplió internet en el inicio de tu carrera como ilustrador?

Con el internet cambió todo. Tuve acceso a ver el trabajo de mucha gente. El primer portal que conocí fue DevianArt. Ahí me di cuenta del potencial del software y de los vectores. Internet era joven y no había tanto flujo de información. Empiezo a subir mis trabajos y así conocí gente, hice chambas para agencias y algunas publicaciones. Me llamaban porque se interesaban en lo que hacía y eso me ayudó a marcar la pauta de hacia donde quería que vaya mi trabajo y tratar de vivir de eso.

Dices que te empezaron a llamar por el tipo de ilustración que hacías ¿Cómo fue el proceso de encontrar tu estilo a la hora de ilustrar con vectores?

En la primera etapa me movía básicamente en Internet que es un universo enorme donde existen miles de ilustradores que suben chambas a diario; entonces me preocupaba conseguir un sello propio que haga que mi trabajo se diferencie. Cómo hacerme notar en ese mar de ilustradores y artistas gráficos era mi preocupación. Luego, en una segunda etapa mi trabajo fue condicionado por el diseño textil cuando empecé con ATIX. Mi estilo anterior o con el que empecé, era difícil de replicar en ese formato, así que por fuerza tuve que simplificar las cosas; trabajar a dos tintas, hacer trazos más gruesos y con más carácter.

Y ahora personalmente creo que hay más presencia de la ciudad y el lo que sucede como contexto.

orlando aquije atix

LIMA ANGUSTIADA

Hablando de esa presencia de la ciudad en tu trabajo ¿Cómo fue tu regreso a Lima luego de varios años en Chile? ¿Conceptualmente, tu propuesta ha cambiado en algo desde que vives nuevamente aquí? 

Sí por supuesto. De hecho siempre venía a Lima de vacaciones y viví aquí unos años de adolescente hasta que en el 2011 decidí regresar definitivamente y quedarme. Sucedió entonces que, ya viviendo aquí, tenía una visión más crítica de la realidad local y sentí esa necesidad de decir algo a través de mi chamba y ya durante las elecciones de 2016 reventó todo. Una de las primeras ilustraciones con esa carga fue para la marcha Anti Keiko. Luego siguió la de Acuña cuando se destapó el tema de sus plagios. También hice una ilustración de Castañeda luego del borrado de los murales. Recuerdo que hice un comentario en el Facebook de la Muni y me bloquearon y borraron lo que escribí; entonces pensé ¿Cómo canalizo esta cólera? A través de mi gráfica pues.

Varias de las primeras piezas gráficas que hice y que destacan elementos del acerbo cultural del Perú empiezo a desarrollarlas en Chile por lo que están cargadas de nostalgia y de idealismo hacia la patria. Hoy tengo claro que cuando regresas vivir a tu país dejas eso a un lado y te vuelves más crítico con lo que sucede.

atix orlando aquije

Manifestantes Anti Keiko alzando una gráfica de Aquije / Foto: Enrique Castro-Mendivil

Atix orlando aquije

orlando aquije keiko

orlando aquije

DISEÑO INDEPENDIENTE

ATIX, tu marca de ropa es un referente dentro del circuito de diseño independiente local ¿Cómo iniciaste este proyecto?

La marca ya tiene unos años y ha ido creciendo. ATIX nació a partir de la búsqueda por convertir mi trabajo en arte utilitario, de ver mi gráfica en otros soportes. Recuerdo que la primera colección de polos fue un desastre no sabía bien como moverme en Gamarra y me metieron la rata. El hecho de ser autodidacta es un estilo de vida; te lanzas y aprendes en el camino, si pienso mucho ya no lo hago y la marca empezó con ese ímpetu. Recuerdo que fue fuerte pero no me desanimé, conocí mejores proveedores, aprendí sobre detalles, escuché a gente con más tiempo haciendo ropa como Samuel Gutierrez. Luego con el tiempo la respuesta fue buena. La feria Perú Independiente también ha sido muy importante para que mi propuesta llegue a más gente y para valorar y tomar consciencia que eres parte de una movida importante de diseño independiente.

Atix orlando aquije

Atix orlando aquije

AL PIE DE LA LETRA

Eres un apasionado del lettering, la caligrafía y las letras en general. En una época en la que ya casi nadie se da el trabajo de escribir a mano ¿Qué reflexión tienes al respecto?

En mi caso desde niño he dibujado letras, veía los catálogos de letras que habían en mi casa y jugaba con eso. Luego los workshops fueron importantes y ahora después de años dándole a las letras doy talleres de lettering digital lo cual disfruto mucho.

La caligrafía antes era importante incluso dentro de tu formación como alumno en el colegio pero ahora la mayoría de gente ya casi no escribe a mano en su día a día. Es cierto que es un arte y no cualquiera puede llamarse calígrafo pero todos tenemos un tipo de letra y depurarla debe ser importante. Es un sello y una expresión de tu personalidad, tu forma de ser.

Atix orlando aquije

atix

atix

Se ve mucho fan art inspirado en cultura pop pero tú estás haciendo retratos de escritores desde hace un tiempo. ¿Cómo nace ese proyecto?

Eso nace porque siempre me gustaron los cuentos de Julio Ramón Ribeyro y quise hacerle un homenaje. Me gustó bastante el resultado y seguí con Arguedas, Mariátegui, Luchito Hernandez y ahora quiero hacer a Martin Adán también.

Me parece que son personajes que deben ser homenajeados constantemente. Una ocasión me pasó que un pata compró un polo de Ribeyro y no tenía idea quien era pero le gustaba la gráfica, así que le empecé hablar acerca del autor y en la siguiente feria se apareció con un libro de él y me agradeció por mostrárselo.

 

orlando aquije atix

¿Cuál es tú opinión sobre el momento que vive la gráfica local?

Cada vez hay más artistas, espacios y proyectos como Arte Manifiesto por ejemplo para difundir tu trabajo de forma masiva. Hay algunos a los que ciertas plataformas y actividades como pintar en vivo en eventos les funcionan para lo que hacen y a otros no; lo importante es que haya una reflexión sobre tu propuesta creativa y a partir de ahí uses los canales de difusión que creas convenientes. Cuando eres independiente y quieres vivir de lo que te gusta tienes que enfrentarte a varias cosas: Al mercado, a los clientes, tarifas de precios; y este tipo de plataformas te insertan en un círculo donde se generan redes colaborativas.

¿Qué se viene para este 2017?

Tratar siempre de hacer cosas nuevas; seguir participando en exposiciones; experimentar y evolucionar en estilo; añadir nuevos elementos, técnicas. Por ejemplo ahora estoy trabajando un híbrido entre mi etapa digital y de escritura a mano y tratando de llevar la gráfica a la calle.

atix orlando aquije

atix

No olvides seguir a Orlando en Behance, Instagram y Facebook y a su marca ATIX en Facebook.

Comments

comments

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *