LA POTENCIA DEL MURAL COMUNITARIO

Conversamos con Oscar Salvatierra (Atake Gráfiko) y Marte Supay (Espacio Abierto) artistas detrás de una serie de iniciativas cargadas de mensaje y color

Lima hoy en día necesita más que nunca esa amalgama entre arte y mensaje; hoy que las marcas parecen haberse apoderado del arte; hoy que la ciudad se vende al mejor postor en pos del llamado “desarrollo”; hoy que la represión y la estigmatización ante cualquier manifestación cultural en contra del sistema están más fuertes que nunca. En ese contexto existen aún muchos artistas y activistas que buscan acercarse al barrio con una perspectiva comunitaria y participativa utilizando el mural como herramienta de cambio y la gráfica como arma de batalla.

Entre esos trabajadores del arte dedicados a realizar todo tipo de comunicación popular como murales, grabado, gráfica, entre otros están Oscar Salvatierra de Atake Gráfiko y Marte Supay parte de Espacio Abierto quienes desde hace unos años vienen acompañando con su trabajo muchos procesos importantes en distintos barrios y distritos de Lima.

De este modo decidimos conversar con ellos; en una ciudad llena de paredes tomadas por marcas de ropa y enormes publicidades de grandes empresas pero donde al mismo tiempo se erigen estos muros llenos de color y mensaje que gritan que están más presentes que nunca.

K: ¿Qué importancia tienen los murales para el barrio y la comunidad?

O: “Creo que es una herramienta y un recurso necesario para acompañar ciertos procesos o llevar ciertos mensajes que a veces las mismas comunidades, juntas y organizaciones necesitan para complementar el trabajo que vienen haciendo. La primera vez que pudimos acercarnos y trabajar con un barrio organizado fue siendo aún estudiantes de la Escuela de Bellas Artes. Recuerdo que fue en Lima Norte por invitación de las organizaciones y nos dimos cuenta que había posibilidades de tener presencia desde lo que manejábamos o estábamos estudiando”.

Marte y Oscar junto a un grupo de artistas en plena muralización

K: ¿Qué tan participativo es el proceso? ¿De qué forma se involucra la comunidad para lograr estos murales?

M: “Sí harto. Hay que recordar que son iniciativas autogestionadas. Primero, las organizaciones hacen colectas y gestionan los recursos y segundo la misma gente del barrio se suma y hacen olla común entre otras cosas. Es bien interesante el proceso. Personalmente disfruto mucho cuando los vecinos se suman y ayudan a pintar”.

O: “Existe un producto y un proceso. El producto es el mural pero el proceso no empieza ese día; a veces puede ser meses antes porque los vecinos tienen que ponerse de acuerdo en varias cosas: Que muro se va intervenir, como gestionar la pintura, quedar el día y además nos reciben, acompañan, cocinan y sobre todo comparten. El tema comunitario no va en función solo al día que se pinta sino a todo lo que sucede para poder pintar”.

K: Y ¿Han podido notar los beneficios de estas iniciativas en la comunidad?

M: “Sí, de hecho una de las cosas que más sorprende es como un mural puede mejorar un espacio sin dejar dejar de conversar con su entorno. Cuando nos ha tocado pintar en alguna celebración de un comedor popular u otra organización barrial y nos dan una pared abandonada en zonas generalmente dejadas de lado por el Estado y las autoridades es la comunidad la que toma las riendas con el objetivo de cambiar la cara con algo hecho entre todos. De este modo, influye positivamente no solo en el aspecto sino en las emociones de la gente. Creo que un mural comunitario es una expresión muy potente”.

Casa de la Resistencia, Celendín

#Celendín. Mural colectivo, dentro del dialogo con lxs compas y pequeños, se buscaba con el mural representar la alegría de vencer en la lucha contra las grandes mineras que quieren imponer sus proyectos sin pensar en la afectación directa a pueblos enteros y en un corto plazo a gran parte del país. #Autonomía #Organización #Resistencia en #Cajamarca Canción por Adrian Berra ♥

Posted by Espacio Abierto on Tuesday, March 15, 2016

K: Existen muchas iniciativas culturales en los barrios. Si no me equivoco FITECA es de las más exitosas ¿Qué me comentan al respecto?

O: “Sí claro, FITECA es una experiencia importante de trabajo barrial que empezó con teatro y ha ido sumando otras disciplinas en estos años incluido los murales; pero hay trabajos más antiguos. Por ejemplo en Villa el Salvador paralelamente a su creación se hicieron comisiones de arte; igualmente en Ate con los Sindicatos Anarquistas de Panaderos y demás organizaciones que tenían aparatos dirigidos puntualmente al arte. Siempre ha sido parte de los procesos de creación de los mismos barrios. Lo que si ha pasado es que ha habido momentos históricos en los que esto ha bajado; por ejemplo durante el Fujimorismo se atacó un montón todo el tema sindical y de organizaciones barriales y esto obviamente tuvo un impacto en la actividad artística comunitaria”.

K: El neoliberalismo salvaje ha dado pie a que tengan mucho más relevancia otro tipo de murales. En ese contexto ¿Cómo intervienen las iniciativas artísticas comunitarias?

O: “Sí la entrada de un modelo neoliberal acompañado por un proceso de globalización ha hecho que existan otras manifestaciones dentro del escenario y algunas hayan decaído pero igual no se anulan. Hoy en día tenemos una gama de artistas dedicados a hacer murales; mostros y mostrar pintando todas las semanas y de todas las líneas. Hay mucha gente chambeando a pesar de todo”.

M: “Creo que hay mucha diversidad pero estos murales son potencia individual o comunitaria. La idea es pensar en transformar el espacio. La diversidad está buena pero, en una sociedad como la nuestra, siempre deben estar vigentes aquellas expresiones artísticas con carácter político”.

K: Una vez hechos los murales ¿Qué sucede? ¿Cómo interactúan con el día a día de la gente en el barrio?

O: “Todo mural tiene un efecto en la comunidad. Nos ha pasado que hemos ido a pintar un mural o retocar alguno hecho por nosotros mismos y la gente nos pide que por favor no lo cambiemos mucho porque ya se acostumbraron y les gusta así tal cual y sienten que es parte de su día a día o en otros casos, la misma comunidad se ha dado el trabajo de retocarlos y hasta algunos sirven hoy como paradero -baja mural-  dicen. La verdad es que tú puedes llegar con tu locura pero el mural al final cobra vida propia y esta depende directamente de su función en el territorio”.

M: “En una zona de Villa María en la que pintábamos mucho pasó que ahora ya no nos llaman porque los mismos chicos de la zona han aprendido como intervenir su espacio y han generado sus propios colectivos. Siento que eso es algo increíble porque ellos mismos, a partir de algo que hemos hecho, generan su propia movida”.

K: El mural, sobre todo el que lleva un mensaje potente, debe ser una de las prácticas artísticas más estigmatizadas. En una sociedad donde el calificativo de “terruco” está en la punta de la lengua de todo aquel que carece de argumentos ¿Qué me comentan al respecto?

O: “Cualquier manifestación que vaya a desordenar este Status Quo no va a ser bien vista; por suerte no no me ha pasado porque la mayoría de murales que hacemos son en coordinación con la gente del barrio, son parte de una movida barrial. Es cierto que hoy en día un hay un sector de la población tiene en la punta de la lengua palabras como terrorista para descalificar cualquier cosa que no entiende lo cual es muy peligroso porque esto se reproduce en la población que lo repite y repite. Igual hace poco con todo el tema de la corrupción unas compañeras iban hcer un mural en el Rímac y aparecieron los tombos y las levantaron a pesar del permiso de vecinos y eso es muy grave” .

M: “Ahorita hay una chica que está acusada por apología al terrorismo y es probable que vaya presa. La mandaron a hacer un trabajo de fotografía y decidió reescinficar algunos momentos de la guerra interna y a partir de eso la han metido en un gran problema. Cualquier cosa que incida en esa herida es señalado como terrotismo y siento que no es algo que se deba tomar a la ligera, todo lo contrario es muy preocupante. Nosotros hemos pintado en Cajamarca en pleno conflicto por lo de Conga y fue terrible; una persecución innecesaria desde que estábamos en el bus nos filmaban igual al llegar a Cajamarca harto seguimiento, fotos y videos. Si pintas sobre el contexto y jode siempre te van a estigmatizar”.

K: ¿Lima actualmente está pasando por un proceso de gentrificación?

O: “Bueno se trata de una palabrita desconocida aún por la mayoría pero existe y es fuerte. El Centro de Lima está en ese proceso de transformación que esta haciendo que: Uno se encarezca y dos sus vecinos antiguos tengan que mudarse o tengan servicios mas caros y la metida de mano de grandes inmobiliarias como Art Express que lo que está haciendo es volver el centro de Lima un espacio elitista e igual en otros distritos como Surquillo, Barranco y ni hablar del caso Callo Monumental que es un descaro total”.

K: Pero ¿Qué alterntivas al capital privado existen para restaurar inmuebles que se están cayendo a pedazos?

M: “No sé si tengo la respuesta, lo que sé y conozco de primera mano es que existen iniciativas muy interesantes que chambean de la mano con el barrio y la gentrificación es lo opuesto a eso; es utilizar el barrio para el fin de una empresa. Claro que hay otras opciones: Centros culturales, casas ocupas para uso comunitario y más. Lo que sí tengo claro es que una empresa nunca va buscar otra cosa que lucrar pero sí soy consciente que es difícil con lo caro que es alquilar una vivienda y restaurala y las trabas que existen aquí para ocupar un espacio. Lo ideal es que el barrio organizado sea el que tome las riendas”.

K: ¿Cómo les gustaría ver a Lima?

M: “Recuperando espacios realmente para la gente donde el centro sea pensado para los ciudadanos y no para la empresa privada; donde puedas ir tranquilo en bici y una ciudad donde la gente consuma y respire cultura”.

O: “Primero una más organizada en sentido popular, con mucha más potencia de bases; siento que estamos muy adormecidos y aceptamos todo. Y segundo quiero una capital que no viva a espaldas de la realidad nacional. Creo que con esas dos cosas el resto cae solito”.

Comments

comments

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *