UN DÍA DE PLAYA CON NEBLINA

Conversamos con la banda de surfrock Banana Child, uno de los grupos jóvenes más interesantes de la escena local que nos cuenta acerca de lo que se viene incluido nuevo disco

La música de Banana Child me remite a esta época del año en la que hace algo de frío pero aún hay rayos de sol intentando perforar el techo gris que usualmente cubre Lima para iluminar la ciudad el tiempo que dura un disco de 15 canciones. Música hecha para el final del verano haciendo hora en la playa en un día sin sol.

Luego de un primer LP más que bueno y una gira por Argentina, la banda conformada por Franco (Voz – Guitarra), Santino (Guitarra – Voz), Diego (Bajo) y Jacobs (Batería) se encuentra trabajando en lo que será su esperado segundo álbum. Y con un escenario similar al descrito en las primeras líneas; caminando por la ciudad con su música en los oídos, fuimos a encontrarnos con Franco y Diego para saber en que anda el grupo y hablar de lo que se viene.

K: ¿Cómo inició la historia de la banda?

F: Somos amigos de la universidad. Yo tenía un proyecto con Santino (guitarrista de Banana Child); era algo con ukelele y mandolina y en paralelo él acababa de formar otro grupo con Diego pero no tenían vocalista, así que tuvo la idea de juntarnos. Luego al inicio se sumó mi hermano en la batería y así comenzó todo.

D: Santino fue el nexo. Él me presentó a Franco un día y me dijo que era vocalista y al toque nos juntamos a hacer música.

K: Hacen surfrock y tienen influencia de bandas sesenteras pero con un toque indie ¿Cómo llegan a ese sonido? ¿Se juntaron ya con la idea de ir por ese camino?

D: En un inicio pensamos hacer algo como Mac DeMarco o Drums que era lo que estábamos escuchando en ese entonces pero no fluyó eso sino salió, de forma natural, el sonido que tenemos hoy y el que se aprecia en el “Empty Room”. Saltaron todas las influencias de tiempo atrás, de discos de nuestros viejos. Siento que es una combinación de la vieja escuela del surfrock con sonidos nuevos de bandas indie.

F: Yo escucho mucha música de los 60s, me gusta y tratamos de mantener ese estilo. Teníamos lo del surf a partir del proyecto con Santino y lo que hicimos al principio fue adaptarlo al nuevo formato y hacer esos riffs en guitarra, pero siempre con la idea de meterle voz para que se diferencie un poco de la mayoría de bandas surfrock que son instrumentales. No sé si se nota pero también siento que hay influencia de The Smiths en el resultado final. 

K: ¿Esas influencias también se manifiestan en el hecho de que canten en inglés? ¿Importa en que idioma se haga la música?

D: Simplemente cuadró mejor en ese momento porque escuchábamos mucha música en inglés, pero no es un tema para nosotros, en su momento fluyó de esa forma y ahora estamos haciendo música en español también. Es parte de ir evolucionando como banda.

F: Bueno, fluyó de esa forma cuando hicimos el primer disco y ahora vamos a sacar temas nuevos en español como comenta Diego, además de otras novedades. Por ejemplo, estamos experimentando con un sonido un poco tirado hacia la psicodelia. 

banana child

K: Ustedes, al poco tiempo de formados, fueron uno de los ganadores de un concurso organizado por Converse. ¿Cómo los ayudó esto? ¿Qué opinan de la participación que tienen algunas marcas en el circuito de música independiente?

D: Nos ayudó bastante, nosotros teníamos solo 4 meses de formados e igual mandamos un demo y entre las 5oo bandas que postularon salimos junto a otros proyectos muy buenos como Los Lagartos, Dan Dan Dero, Los Mortero y Gomas. Me pareció chévere que Converse haya hecho eso porque consiguió su objetivo; a nosotros nos ayudó bastante ya que no teníamos idea de como arrancar.

F: Nos hicieron una nota también que hizo que mucha gente pueda conocer lo que hacíamos y nos abrió puertas. Luego grabamos 4 temas en el mejor estudio del Perú, hice unos dibujos para acompañar y empezamos a mover las canciones por Facebook. También siento que tuvimos la suerte de coincidir con la salida de nuevos espacios en tele e internet.

K: Si bien ahora hay varias bandas saliendo a tocar fuera del país, igual no deja de ser jodido para muchos. En su caso lo hicieron al poco tiempo de formados ¿El viaje a Argentina cómo se da? ¿Qué les dejó su primera gira internacional?

F: El viaje fue por nuestra cuenta. Todo comenzó con unos amigos de Mar del Plata, la banda Lizzard. No los conocíamos pero nos escribieron para contarnos que querían tocar en Lima y si les podíamos conseguir fechas. Santino le consiguió tocadas y se formó una amistad chévere. Se fueron muy agradecidos y quedamos en ir a La Plata pero decidimos aprovechar e ir a otras ciudades y haciendo contactos logramos varias tocadas.

K: ¿Y qué tal fue la experiencia?

D: A la mierda jajaja. Todos los días sentía el rock n roll de la csm. Tocamos siempre con bastante gente; como 9 conciertos con buen público.

F: Fue como la cumbre para nosotros como amateurs, nuestro primer año como banda y nos sentíamos en la cima jaja. Hay gente que aún nos dice que vayamos para Argentina nuevamente.

D: Sí. Es chévere mirar tu cuenta de Spotify y ver que te escucha gente de otros sitios.

K: Les ha tocado compartir con otras bandas dentro del circuito independiente ¿Qué me comentan al respecto?

D: Nos volvimos parte de una escena que estaba emergiendo y se generó una hermandad sobre todo con los que más tocamos que han sido Los Lagartos, K. Lagan, entre otros. Eso es lo chévere de hacer música; se crea una amistad fuerte y la gente la pasa bien tocando.

K: Su primer álbum «Empty Room» es un discazo. Tiene 15 temas muy buenos, una cantidad encima de lo usual para una primera producción ¿Qué les dejó la experiencia?

D: Era el primer proyecto serio de todos y no sabíamos como sacar un disco. En realidad hicimos 20 canciones solo que no nos alcanzó la plata para grabarlas todas. En un año hicimos todo, ni siquiera sabíamos como ir a grabar salvo por la experiencia de Converse que fueron 8 horas nada más. Fue chévere aprender haciendo; pasar por ese aprendizaje a través del disco. Pero al final yo no dejaría ningún tema fuera.

F: No queríamos sacar un EP sino un disco de frente con varias canciones. Empty Room en general fue un disco que grabamos con ansiedad y para este nuevo álbum, estamos tomándonos tiempo.

K: ¿Cómo está presente Lima en su propuesta?

F: A mí me gusta Lima cuando hace frío. De hecho contrasta con el estilo y la música que hacemos pero imagino que por eso las letras son un poco oscuras por que están inspiradas en vivencias dentro de los diferentes escenarios de la ciudad.

D: Sí. Está en las historias que nos pasan dentro de la ciudad. Timelines por ejemplo trata de viajar en combi y ¿qué más limeño que eso? Lima es una ciudad jodida pero al mismo tiempo es una gran aventura. Y en el centro especialmente siempre es chévere tocar. Tocar en Vichama nos gusta y ahora vamos a tocar en el Salón Imperial que es un espacio mítico y estamos entusiasmados con eso.

K: ¿Qué sorpresas nos tienen preparadas para este segundo disco? ¿Cuándo sale?

F: Estamos virando un poco a la psicodelia. Antes no usábamos pedales y ahora ya nos hemos comprado unos que nos han permitido explorar. También hemos agregado un miembro, teclado y percusión y las antiguas canciones en vivo vamos a enchularlas. 

D: Es chévere como cada disco es una etapa, nos vamos conociendo mejor como banda y van saliendo otras cosas. En el primero conocía a Franco 5 meses y ahora ya es más tiempo; son 2 años de amistad. El segundo disco va a mantener la esencia de Banana Child pero con una nueva energía. Nuevos miembros, nuevos juguetes. Esperamos lanzarlo en Setiembre y antes vamos a sacar un par de singles con sus videos. 

K: ¿Algo que les gustaría agregar?

D: Agradecerle a Kids On Coffee por manejar la banda e invitar a la gente a nuestros conciertos del 5 de Julio en La Noche de Barranco y el 8 de julio en el Salón Imperial.

Comments

comments

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *