TRÍO PUTREFACTO

Luego de cuatro años de silencio el proyecto local Los Hijos del Culto está de regreso para destruir cerebros con un esperado LP de 20 canciones

Los Hijos del Culto es un trío limeño con una propuesta visceral pero al mismo tiempo divertida; como esas escenas de película Serie B en la que un monstruo despedaza a su antojo a una pareja que se se ha escabullido para tirar detrás de un matorral en el bosque. Desde sus primeros lanzamientos, la banda despertó el interés de la crítica gracias a un sonido particular que amalgama géneros muy opuestos entre sí que van del death/black metal y el grindcore, al surf rock, el garage y el pop. Sin duda, una banda que se divierte con la música que hace, abrazando siempre lo absurdo y conscientes de que su sonido no es para todos.

Nació a comienzos del 2011, conformado por Tomás Orrego en guitarra y gritos, Asiel Núñez en bajo y Gabriel Crovetto en batería y voz. En el 2013 sacaron su primer EP titulado Víctimas de la Ciencia Ficción, al cual siguió en el 2014 un split junto con la banda Los Cunches titulado Banana Split. Han compartido escenario con bandas nacionales como Mundaka, Vaselina, Liquidarlo Celuloide y Kill Amigo entre otras, así como con bandas internacionales como Los Rusos Hijos de Puta. Además, participaron en el disco 50 Años de Demolición: Tributo a Los Saicos junto a bandas como Los Protones, El Hombre Misterioso y Vaselina y hoy te presentamos su último y esperado disco.

Hijos del Culto (2020) es el primer LP de la banda y su primer lanzamiento luego de 4 años de silencio. El disco cuenta con 20 temas en los que se distinguen diversos sonidos como surf rock, garage, black metal, hardcore punk, stoner, doom, grindcore, free jazz, techno/electrónica y heavy metal, entre otros y tiene una duración de casi 1 hora. Originalmente iba a ser lanzado como un disco en dos partes pero debido a la duración la banda prefirió soltar todo en un solo álbum. Fue grabado y editado en la segunda mitad del 2018 por Rodrigo Tantaleán en el estudio La Guarida y mezclado y masterizado entre el 2019 y 2020 por Camilo Uriarte en Eco Estudio. Este es el primer trabajo de los Hijos del Culto en el cual grabaron todo enteramente en un estudio profesional, lo cual los llevó a divertirse en ese ambiente, experimentando con efectos, instrumentos y ediciones.

Por otro lado, el disco incluye varios temas antiguos que datan desde los inicios de la banda y que existían en la forma de demos pero que no habían sido grabados. También aparecen temas nuevos y otros que fueron hechos completamente en el estudio e incluye la participación de invitados para grabar instrumentos adicionales como bongos y saxofón.

No queda más que estar atentos a lo que este trío putrefacto (como ellos mismos se definen) nos trae para la segunda mitad del año cuando pase el Apocalipsis.

Comments

comments

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *