ESTADOS INVISIBLES

Conversamos con Menores, proyecto de rap experimental conformado por Talía Vega, Ana Cabrera y Orieta Chrem a propósito del lanzamiento de su último EP 

“…Pistolas en mi cabeza quieren que sea una chica linda…” Dice el coro del tema que abre Estados Invisibles, nuevo EP de Menores, sin duda uno de los proyectos de música urbana más interesantes que ha parido esta ciudad en los últimos años.

Sin pretensión alguna más que la de hablar con sinceridad desde los ovarios, las voces de Talía Vega y Ana Cabrera se mezclan de forma exquisita con los beats de avance de Orieta Chrem creando canciones difíciles de encasillar que destacan tanto por sus letras como por su búsqueda de fusionar diferentes sonoridades que van del hip hop al footwork pasando por la electrónica experimental, entre otros.

Luego de lanzar hace menos de un mes su último EP, actualmente el trío se encuentra en una etapa de cambio ya que sus integrantes están dispersas por diferentes continentes desarrollando proyectos personales, separación física que no impide que sigan con la idea de continuar sacando buena música.

Así pues, para conocer un poco más acerca de Menores y el momento por el que pasa el proyecto, realizamos una entrevista a distancia con sus integrantes, las mismas que nos contestaron como lo que son: Un solo puño de puro poder femenino.

K: Tierra de Nadie (2016), un EP de remixes y ahora Estados Invisibles ¿Qué ha cambiado y qué elementos se mantienen en la propuesta de Menores?

M: “Definitivamente cada disco es una propuesta distinta. Nuestro EP, Tierra de Nadie, tiene sonidos y ritmos que corresponden a un estado introspectivo que apela a la naturaleza, mientras que, Estados Invisibles es un EP más urbano, con beats más rápidos y tirado hacia el  footwork. Tiene un aire fresco y una actitud que confronta un poco más con el mundo exterior.

Quizás lo que ha cambiado es el proceso creativo. En nuestro primer EP, la letra vino primero y en Estados Invisibles la letra se escribió a partir de la música. Pero en ambos casos, las líricas siempre han sido muy libres, nos gusta que el oyente sea quien las interprete las canciones según su estado de ánimo. Lo que se mantiene entre los dos EPs es nuestro deseo por explorar nuevas sonoridades y escribir canciones que coqueteen con la poesía además de nuestro amor por las bajas frecuencias y el interés por colaborar con músicos con un bagaje distinto al nuestro. El factor sorpresa y el misterio están siempre muy presentes en nuestra música desde los inicios”.

K: Pistolas, primer tema del EP, tiene un claro mensaje de empoderamiento de la mujer ¿Qué tan necesario es tocar estos temas en la música en una sociedad como la nuestra? ¿La música puede generar cambios?

M: “La letra de Pistolas nació a partir de una experiencia personal, la misma que ha sido posible compartir gracias a que creamos un espacio seguro donde podemos hablar abiertamente. Es muy terapéutico para todas tener la libertad de conversar y escribir libremente sobre nuestras vivencias como mujeres en una sociedad tan violenta. Las tres venimos de lugares parecidos y compartimos nuestra feminidad. Ser mujeres es algo de lo que nos sentimos orgullosas pero también somos conscientes del rol que tenemos en nuestra sociedad. 

La música es la máxima energía transformadora. El sonido puede mutar hasta las células del cuerpo y esto, combinado con la letra, puede transmutar conceptos establecidos en la sociedad. Como mujeres, sentimos la necesidad de crear un cambio en las mentes cuadradas y machistas de nuestro país. Sin duda hay muchas cosas por cambiar en temas de igualdad de género, discriminación y sexismo”.

K: ¿Consideran que es su disco más arriesgado en cuanto a sonidos? ¿Con que sonoridades han querido trabajar en esta ocasión?

M: “No sabríamos decir si es nuestro trabajo más arriesgado, pero sí es cierto que no es común encontrar música que contenga letras en español y que mezcle elementos del rap, footwork, pop y electrónica experimental. Tal vez lo más arriesgado fue la combinación de varios géneros dentro de una misma canción. Por ejemplo, Afuera que tiene una sonoridad más pop también contiene ritmos y velocidades del footwork y elementos de jazz como el teclado. Por otro lado Desaparezco, es nuestro primer tema compuesto solo por cantos, sin rap”.

K: Si tuvieran que definir este nuevo material en un par de líneas ¿Cómo sería?

M: “Estados Invisibles habla acerca de una transformación constante en relación a uno mismo y a los demás, de un ritual personal en la búsqueda del amor. Es un monstruo vulnerable con el corazón abierto”.

Con los ovarios bien puestos: Ana Cabrera, Orieta Chrem y Talía Vega conforman Menores

K: ¿Como proyecto en qué espacio se sienten más cómodas? Pregunto esto porque tienen elementos de Hip Hop y de varias vertientes de la música electrónica.

M: “Nunca hemos encajado realmente en nada específico, pero eso nos gusta porque nos da libertad a la hora de crear y también nos permite llevar nuestra música a distintos espacios, donde incluso se generan intercambios enriquecedores con otros artistas con diferentes perspectivas. Las tres escuchamos diversos géneros musicales, motivo por el cual, nuestra música suele ser una mezcla de muchas influencias. Esto hace que siempre haya sido difícil para nosotras definir nuestro sonido y encajar en un solo estilo. Nuestras emociones cambian constantemente es por eso que se nos hace muy difícil seguir un solo camino; por otro lado, creemos que amarrarse a un solo género puede ser limitante”.

K: Ya han cambiado de formación varias veces desde que se llamaban Menores de Edad y actualmente las tres están viviendo en diferentes ciudades ¿En qué etapa se encuentran actualmente como trío?

“El grupo ha cambiado de formación durante los años pero definitivamente eso nos ha ayudado a crecer como músicas. Actualmente nos encontramos cada una en un continente diferente; honestamente no ha sido fácil la separación porque antes que músicas somos buenas amigas, pero estamos conscientes que es solo una separación física porque planeamos seguir trabajando a distancia y seguir creciendo como banda. Hay que adaptarse a los cambios que traen consigo nuevos retos y caminos por explorar.

Ninguna de las tres queremos dejar de producir música juntas y esperamos que Estados Invisibles nos lleve a recorrer nuevos territorios de la mano. Creemos que lo que se viene será un nuevo proceso creativo al hacer música a distancia. Por otro lado, las experiencias que hemos tenido a lo largo de este año, y que seguiremos viviendo en los próximos, son tremendamente enriquecedoras para nuestro proceso creativo como banda”.

No queda más que seguir atentos a lo que Menores nos van a dar en esta nueva etapa, así que sigue a la banda en todas sus RR.SS: FacebookInstagramSoundcloud

Comments

comments

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *