POTENTE EQUIPO ESTEREOFÓNICO

Conversamos con Alvaro Ernesto, más conocido como Tribilin Sound, versátil productor local cuya música es una suerte de culto a la ciudad de Lima.

El trabajo de Tribilin Sound posee la fuerza arrolladora de una combi en pleno correteo. Lima y todos esos matices que la hacen única, se transforman en un 7 Colores musical en el que se puede saborear toda clase de ritmos; siempre sazonados con el ruido de sus calles, las voces de sus gobernantes, frases de programas y spots de TV, samples chicheros y demás sonidos que emergen de las entrañas de la ciudad y que flotan en el cerebro de todos los que la habitamos.

Quienes hemos crecido en la Lima de los 90 estamos familiarizados con ciertos elementos y personajes que formaron parte de nuestro día a día y que, de alguna forma, sirven de inspiración para un grupo de productores locales entre los que destaca Alvaro Ernesto. De este modo; Trampolín a la Fama, Risas y Salsa, las vedettes, el Baile del Chino y las crisis, reviven en algunos de los tracks de Tribilin, pero no de un modo traumático sino más bien para recordarnos que no importa lo que nos pase, siempre hay tiempo para disfrutar de la música y meterse un buen baile.

Todo comenzó cuando apenas tenía 13 años en su barrio de Santa Anita.

“De chibolo me junté con un amigo del barrio para alquilar equipos para fiestas. Teníamos lo básico: Parlantes, ecualizador, luces y una PC 486. Se podría decir que yo era el Dj porque me encargaba de poner la música; así empecé a hacer listas de canciones y a tener un repertorio”. 

Es gracias a esa experiencia que Álvaro Ernesto empieza a entender el proceso de hacer que la gente se «mueva» y lograr que esta se entregue de lleno al trance de un buen baile.

“Me di cuenta que la música cambiaba según el lugar, que lo que se escuchaba ahí en los tonos era diferente a la que se ponía en La Victoria por ejemplo, que era mi anterior barrio. Tocaba música variada, del momento pero siempre me pedían más cumbias, más sonido tropical. Y es que Santa Anita es así; una vez que entras todo empieza a ser de colores y a mí me encanta eso. Me sirvió un montón esa experiencia para entender que a la gente le gusta bailar diferentes tipos de música y hay que saber adaptarse. Fue una época chévere, saber en qué momento poner una canción y la empatía con el público es lo que define a un Dj en su totalidad».

tribilin sound

Foto: Noise

Si algo caracteriza a este productor es la versatilidad de sus propuestas y como parece estar siempre cómodo con cualquier ritmo a la hora de producir: Desde tropical, chicha, eurodance, música afroperuana, house, reggaeton, footwork, trap, drum&bass, entre otros.

Si bien lo que hace se conoce como Global Bass o Tropical Bass, las influencias que resaltan en su propuesta son tan variadas que es difícil etiquetarlo siendo su principal sello la capacidad para divertirse y experimentar con diferentes sonidos.

“Todo me ha servido para hacer lo que hago. Por ejemplo en una oportunidad puse música en discotecas de ambiente donde para mí tienen un gusto musical exquisito; algunos DJ’s como Maghim o Madiva me ayudaron también a definir mi estilo y saber respetar los gustos musicales de otros. Todo suma para llegar a tener tu estilo propio». 

Años después y ya entendiendo el proceso de editar música, Tribi, como también lo conocen sus amigos, decide dar el siguiente paso y crear su propio sonido, un sonido que se inspira en su entorno y se alimenta de todo su background musical y sus vivencias.

“Después para empezar a producir mi propia chamba, tomé de referencia todo lo que tenía en la cabeza: Lo que aprendí poniendo música en todo tipo de fiestas, lo que escuchaba y también lo que siempre sonó en mi casa; como instrumentales, música de orquestas, bandas y autores esenciales para mí como Ray Conniff, Paul Mauriat, entre otros. Harto instrumental, que me hizo entender sobre melodías, armonías, arpegios, que me parece a estas alturas no se utilizan como antes. Luego chapé todo eso y con el FL empecé a crear mi propio sonido. 

Recuerdo que al inicio yo quería usar un nombre para describir lo que estaba haciendo y no me llegaba a cerrar del todo el término fusión y se me ocurrió un poco en joda, electropacharacada, pero, si bien no lo usé, para mí lo pacharaco es la voz; significa algo que no esperabas, algo diferente; yo lo veo así, en juntar cosas que nicagando pensabas verlas mezcladas».

TEROR NEGRO

En el 2010 aproximadamente se une a la crew de Terror Negro; el paso previo para que Tribilin Sound despegue como uno de los productores más importantes actualmente.

“En realidad Tribilin Sound empezó un poco antes con otro amigo y en ese tiempo empezamos a hacer House. Una vez para un track usamos un sample de Trampolín a la Fama y a partir de ahí decidimos nombrar al proyecto por uno de los personajes que salía en el programa. Luego ya solo seguí sacando material con ese nombre. Al principio era chacota pero de ahí se volvió un sello de la propuesta. Luego en el 2010 tenía esa cosa en la cabeza pero no sabía como hacer para sacarlo y que se distribuya y ahí llegó Deltatrón (Paz Ferrand) y me invitó a Terror Negro y así fue como lancé el primer disco”.

Además, su estilo, al igual que otros productores del sello, está claramente marcado por la influencia de la ciudad y todos sus sonidos.

“Claro que sí hay un vínculo, me imagino que está en mi personalidad y por ende en mi música. De hecho cuando saqué el primer disco, Carlos Cabanillas de Caretas hizo una reseña que me gustó y que creo que describía a la perfección la propuesta. Dijo algo como que –representaba musicalmente al Perú; a través de sus gobernantes, lo que sale en su televisión y que reflejaba las peores pesadillas de un limeño-. No pensé que a la primera iba a ver una respuesta de ese tipo. Recuerdo que cuando Paz me enseña la portada, me pareció un golazo porque se unía música con lo visual y sí encajaba perfecto con el estilo y la propuesta se volvió sólida. Hasta ahora he querido que sea así y no sé si pueda sacar otra cosa similar a lo que fue ese disco porque igual trato de ser versátil y no quedarme en una etapa. El estilo quizá es el mismo pero lo que hago ahora ya no es igual a lo que hice en esa época; los últimos trabajos han tenido mayor presencia en radioshows extranjeros y en los dj sets de grandes amigos de varias partes del mundo». 

RASHID FROM LIMA

Tribilin no es el único proyecto de Alvaro. El año pasado sacó, vía Bassline Recordings, el EP Javier Prado, un trabajo de puro drum&bass que tuvo una excelente acogida y que salió con el alias de Rashid from Lima.

“Esa escena se está fortaleciendo, igual siempre se espera más gente en las fiestas. Yo ya hacía algo de drum&bass pero recién saqué este proyecto por Bassline y me parece que hay varios productores buenos en esa movida. De algún modo tiene el estilo, desde el nombre y el diseño del EP por ejemplo”.

Se vienen cosas chéveres para Tribilín Sound, siempre con los ritmos locos que te sacan conejos e innovando, fusionando y mirando alrededor para crear.

«Toca seguir colaborando con gente de fuera; he estado sacando cosas con Hawai Bonzai de Francia (con un remix de Sonidos Profundos) Regional de Chile, Folcore, Compost (donde comparto mi nombre en un vinilo junto a Ricardo Villalobos) entre otros y se viene un compilado con Renacer Records donde habrá un remix a Loko Bono y un track original con MC Black Jocker».

Para terminar, escucha esta selcta de cumbias elegantes que nos dejó en exclusiva para Kriolla:

Comments

comments

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *