Conversamos con Mauricio Torres guitarra y voz de Wanderlust, banda de math rock local que recientemente lanzó su segundo LP titulado Naufragio

Con un EP y dos discos lanzados en 3 años Waderlust es sin duda uno de los grupos más interesantes y con mayor proyección en la ciudad. La banda de math rock es conocida por sus canciones llenas de atmósferas etéreas y energía que son un viaje de potencia pura.

Con motivo del lanzamiento de su segundo LP nos juntamos con Mauricio Torres, guitarra y voz de Wanderlust para conversar de todo un poco.

K: Cuéntame acerca de Wanderlust ¿Cómo nace el proyecto?

K: “Es una banda instrumental básicamente aunque en este segundo disco hemos empezado a cantar pero nació de ese modo en el 2015 y fue porque se nos hacía más fácil encontrar músicos que cantantes; nos gustó el resultado y así quedó. Luego en el 2016 lanzamos el LP Revixerit que fue nominado a los premios luces de ese año como mejor álbum. A partir de ahí confiamos más en este proyecto. Algunos integrantes se fueron pero ahora tenemos una banda de músicos muy buenos y totalmente comprometidos con el público. Y es que Wanderlust nació como un desfogue pero ahora ya nos preocupamos más en que la gente disfrute de la música que hacemos”.

K: El sonido ¿Qué se mantiene y que ha cambiado de un disco a otro?

M: “Creo que nuestro propuesta tiene un sonido clásico del rock de los 2miles, al final somos tres y tratamos que suene como tal: Guitarra, bajo y batería, aunque grabamos una guitarra más que también la toco yo y que cuando nos presentamos en vivo suena en un parlante y es como un guitarrista fantasma o alguien que toca por skype jaja. En esete segundo LP  hemos metido voces y percusiones menores. Yo canto y compuse las letras y Andre el bajista hace los coros pero hemos tratado que las voces salgan de manera natural; a veces en el proceso de composición surgen tarareos que acompañan bien el tema y a partir de ahí nos animamos a darle un poco más de presencia a la voz en este disco. Al principio, cuando producíamos el disco, pensé en añadir vientos y más capas pero al mismo tiempo uno no puede forzar las cosas se tienen que dar las cosas de manera natural”.

K: Pero bueno, a pesar de tener dos discos y un EP, son una banda joven. En ese sentido ¿Imagino que no descartan esas ganas de evolucionar en su propuesta?

M: “Ahorita estamos enfocados en promocionar el segundo disco e intentando ver que tan internacionales podemos ser. Por el momento están en veremos cosas en Argentina y Chile para poder mover el disco por allá pero, se concreten o no, el hecho que nos escriban y tomen en en cuenta es gratificante. De hecho sí tenemos proyectos ambiciosos en mente, uno de ellos es armar un formato acústico manteniendo el peso de la banda y eso es algo que hay que trabajarlo bien ya que la música que hacemos es enérgica y explosiva pero sí se puede lograr. Por ejemplo el flamenco es acústico pero enérgico; aún no sabemos bien pero está la idea de explorar eso”.

K: Ahora que hablas de guitarra acústica, tú eres hijo del maestro Pepe Torres reconocido músico y profesor de guitarra criolla. En ese sentido ¿Cómo te ha influenciado esa escuela?

M: “Es bien locazo porque todo el mundo conoce a mi padre como una de las primeras guitarras criollas del perú; le llaman la guitarra de oro. Él nunca dejó el sonido acústico real, no le gusta que su guitarra suene por un parlante. Lo que él me aconseja siempre es que encontremos nuestro camino a la hora de hacer música y con respecto a la guitarra eléctrica, está feliz. Yo toco la guitarra eléctrica y le gusta que mantenga mi propio perfil y lo saque adelante”.

K: Bueno para el math rock y la música criolla si bien son géneros super distintos entre sí, se requiere cierto virtuosismo para tocar ¿Tú formación criolla ha ayudado en algo? ¿La sientes presente de algún modo sutil por ahí ?

M: “Sí me ha ayudado, claro. Mucha de la música criolla se toca con intuición y él me enseñó eso y en cierto modo me ha servido porque en el segundo disco hemos tratado de hacer transiciones distintas. Hay maneras diversas de unir partes de una composición progresiva; puede ser de un solo golpe, entremezclándolas y otras más y en ese sentido el maestro Pepe me ha influenciado en ese aspecto. Siempre me dice que toque la guitarra eléctrica pero no deje nunca de alimentarte con partituras de otros géneros ya que en algún momento vas a encontrar una transición que jamás has escuchado y que te va a volar el cerebro e inspirarte sea cuál sea la música que hagas”.

K: ¿Qué viene en un futuro cercano para Wanderlust?

M: “Aún no presentamos el álbum en formato físico; vamos a lanzarlo por Antirudo y queremos hacer algo especial para el lanzamiento, aún estamos pensando que quiere ver la gente de Wanderlust. Por ahora toca disfrutar la música que hemos creado y tocar lo más que se pueda. Lo bueno es que el disco le ha gustado a la gente y estamos coordinando para confirmar ofertas de ciertos países como te comentaba; a veces son puras ganas pero hay gente que está haciendo lo posible para lograrlo. Hemos salido en listas de spotify, hicieron una nota en Indie Hoy y eso ayuda bastante para promocionar la propuesta”.

K: Nombraste a Antirudo. Al rededor de ese sello hay muchas bandas que han formado una movida interesante. ¿Cuánto suma un sello como ese para generar indutria en una ciudad como Lima?

M: “Talento y ganas hay en diferentes ámbitos de la escena musica pero el diferencial está en que existan propuestas que crean realmente en lo que haces. Hoy en día siento que no es tan complicado como antes ser parte de un sello grande, pero si no hay cariño no pasa nada pues. Eso lo siento con Antirudo; ellos nos buscaron y nos dijeron que le gustaba lo que hacemos y nos hacen tocar; es decir sí o sí quieren ver que esto salga a flote y eso es importante. Igual con Faro Discos y las bandas de ambos sellos. Todos nos conocemos, congeniamos y mientras más sumemos mejor. Personalmente me parece increíble cuando llevas a un amigo que no sabe nada de la escena local a un bar a escuchar conciertos de bandas peruanas y le encanta y no sabe como sentirse porque toda su vida pensó que no había talento acá y se hacen la pregunta ¿Por qué estos grupos que acabo de ver no están en la radio? Yo creo que Castañeda hizo retroceder la escena del rock en la ciudad; había agarrado una viada con Villarán, pero bueno, lo importante y a quienes nos debemos es la gente que va a los conciertos y apoya la música que hacemos las bandas locales”.

Comments

comments

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *